28 de febrero de 2017

Frankfurt, la primera generación (I)



Hasta ahora los filósofos han interpretado el mundo,
a partir de ahora deberían ayudar a cambiarlo
Marx
frankfurt_primera_generacion_laletracorta
Foto: kabbalah.info
¿Por qué no entender a la teoría de la sociedad como un todo? ¿Por qué no hacer un análisis crítico desde la conjunción histórica de la praxis y de la teoría?
Durante cincuenta años, desde 1923 hasta 1973 (muerte de Marx Horkheimer en 1973), la primera generación de la Escuela de Frankfurt  incentivó  la actitud crítica de los seres humanos respecto a la ciencia, a la cultura… ¿Por qué no entender a la teoría de la sociedad como un todo? ¿Por qué no hacer un análisis crítico desde la conjunción histórica de la praxis y de la teoría?
El Instituto de Investigación Social vinculado a la Universidad de Frankfurt funcionó en Alemania hasta 1933  cuando  Hitler toma el poder. En 1934 se asientan definitivamente en la Universidad de Columbia en los Estados Unidos y precisamente allí se consolida la Teoría Crítica, a través del estudio de la sociedad post-industrial y sus estructuras sociopolíticas y culturales. Ya a partir de 1948, las circunstancias políticas de Alemania posibilitaron el regreso a Europa.
Esta significativa tendencia dentro del campo de los estudios sobre la comunicación, se debe a un grupo de pensadores entre los que se destacan Theodor Adorno, Marx Horkheimer, Walter Benjamin, Herbert Marcuse y  Jurgen Habermas.
La teoría crítica surge ante la incapacidad  del sistema capitalista para satisfacer las necesidades de todos los seres humanos y ante la debilidad de las fuerzas de resistencia que podrían haber acabado con él de modo rápido, organizado y consciente.
Los frankfortianos plantearon inicialmente una línea  de investigaciones de carácter crítico-dialéctico, a partir de una revigorización  del marxismo basándose en el desarrollo interdisciplinario y en la reflexión filosófica sobre la práctica científica, apoyándose además en el psicoanálisis de Freud. “La conjunción de las técnicas empíricas con la reflexión teórica rompe el tópico de excesiva abstracción con el que se ha tildado a los autores frankfurtianos” (Muñoz s/a, p.3)
El surgimiento de la Escuela de Frankfurt  estuvo condicionado por una serie de acontecimientos que desde la década de los años veinte sucedieron en Europa. Ya desde 1923 existe la necesidad de desarrollar una reflexión global sobre los procesos que consolidan la sociedad burguesa-capitalista.
El avance del  nazismo en una nación tecnológica, cultural y económicamente avanzada como Alemania y los fracasos de las revoluciones obreras en Europa Occidental, específicamente después de la Segunda Guerra Mundial, propiciaron el hecho de que muchos buscaran en el pensamiento marxista ideas que aclararan tal situación, pero  la economía de demanda y de consumo ponía en cuestión numerosas previsiones hechas por el marxismo clásico
Durante las primeras investigaciones que los frankfortianos realizaron en  Estados Unidos, de enfoque empirista y ligadas a grandes instituciones como la Fundación  Rockefeller, surgirán las principales diferencias entre Teoría Crítica y  Positivismo, las cuales marcarán los sucesivos debates y los estudios sobre comunicación y sociedad. (Por Laura Barrera Jerez)

 SUGERIMOS QUE VEA:
Virgilio: isla siempre, por Laura Barrera Jerez  
¿Qué prensa para qué país? Presentando el debate
Share:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Comente acá... porque somos de letra corta:

¿Cree usted que luego de las Elecciones Generales de 2018 en Cuba, se den cambios sustanciales?

Columnas

Síguenos en Facebook

Recibir publicaciones en mi correo

Seguidores de este blog