27 de febrero de 2017

Remembranza revolucionaria


remembranza_revolucionaria_yasset_llerena_laletracorta
Cuando estaba en el preuniversitario tuve un profesor de Física y Química muy singular. Su particularidad residía en ir de estas dos materias a la historia, con una habilidad pasmosa. Una tarde exponíamos un seminario sobre la Revolución Industrial. Aunque no era su asignatura, entró cabizbajo, con su caminar lento y se sentó al final del aula. Le gustaba observarnos e incluso intimidar a los inseguros.

La profesora hizo a uno de nosotros la pregunta ¿Qué significa Revolución Industrial? Era obvia esa interrogante, pensé. Por mi cerebro desfilaban todas las combinaciones posibles: Revolución de Octubre, Revolución del 30, Revolución cultural.

El muchacho que debía responder fue sorprendido. Comenzó a hablar y se enredó dándole espacio a una palabrería hueca. Vi como el profe Agustín desde el fondo del aula abría cada vez más los ojos. El joven, mal convenció a la profesora y salió del apuro. Al terminar la actividad el profe de Química se me acerca y  casi en susurros me dijo: Niña, él podía contestar la pregunta con una palabra, Revolución es CAMBIO, sea del tipo que sea.

Hoy, aunque las definiciones revolucionarias se alargan, permanezco con la única palabra del profe. Luego, la universidad por añadidura incorporó el ingrediente perfecto a toda revolución: el espíritu.

Entonces me dediqué a escribir, a hacer literatura para eso. Para interactuar con el lector intentando provocarle una Revolución de pensamiento. La literatura y el arte, en su sentido más amplio, si deja apacible al espectador no cumplen su función primera: impulsar cambios, sean del tipo que sean. (Por Isely Ravelo Rojas, Foto: Yasset Llerena Alfonso)


Share:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Comente acá... porque somos de letra corta:

¿Cree usted que luego de las Elecciones Generales de 2018 en Cuba, se den cambios sustanciales?

Síguenos en Facebook

Recibir publicaciones en mi correo

Seguidores de este blog