Directorio de blogs

Más de 120 blogs cubanos están incluidos en el directorio: una mirada a la diversidad de criterios desde la blogosfera cubana

Especial: ¿Qué prensa, qué país?

¿Es necesaria una ley que regule el entorno comunicativo cubano? ¿Cómo construir un modelo de prensa más eficiente y que satisfaga las demandas de los diferentes públicos?

Especial: La familia cubana del siglo XXI

Nos embarcamos en el difícil reto de juntar criterios, visiones, opiniones compartidas o no, sobre los modos en que se estructuran, viven y conviven las familias cubanas en el siglo XXI

Biblioteca digital: letras para pensar

La letra corta pone a su disposición una amplia biblioteca digital con relevantes textos que contribuyen al análisis y al debate crítico

Che: eterno hereje

La letra corta rinde homenaje a un hombre imprescindible en la historia nuestroamericana, a un eterno hereje, en el 50 aniversario de su asesinato

4 de diciembre de 2014

Ser o parecer, he ahí la cuestión




ser-o-parecer-ahi-cuestion-la-letra-corta
Las esencias disfrazadas por la cotidianidad, o mejor, por las demandas de una cotidianidad demasiado mediada por las individualidades y sus grandes aspiraciones, presentan a este siglo un renovado dilema shakesperiano: ser o parecer, he ahí la cuestión.

El día a día del nuevo milenio ya en su segunda década pareciera exigir de la apariencia mucho más de lo que las propias esencias pueden soportar, porque no cabe dudas que aunque el diablo se vista a la moda el azufre seguirá haciendo de la suyas, o para mejor comprensión: la mona aunque se vista de seda… ya lo adivina usted.

Poco pareciera ser lo que realmente es. Pocos pueden ser lo que realmente quisieran ser.

Ni Nietzsche y sus afirmaciones y confirmaciones del ser y del yo, ni la filosofía con toda su experiencia milenaria, llegan aun a...
Share:

La era de las conveniencias



la-era-de-las-conveniencias-la-letra-corta
La era de las conveniencias parece llegar a su apogeo. El yo de Nietzche hace su entrada triunfal en la nueva época, un YO en primerísima persona, en eterna rivalidad consigo mismo, su único enemigo, su propia imagen y semejanza. El YO de la nueva era no reconoce más persona ni más existencia que la propia, rechaza toda alusión a posibles otros: nadie le sigue ni le antecede, con nadie comparte espacio ni oportunidades, está solo, solo consigo mismo. La era de las conveniencias, del YO constante e irreverente, está en su punto, y tú eres la confirmación. (Por Eduardo Pérez Otaño)
Share:

La Cuestión




Llegó entre los últimos y tomó asiento, como es lógico, en la tribuna. Arrastró su silla con todo el buen arte que se puede aplicar al monótono acto de arrastrar una silla y se sentó. Cubrió la mesa -hasta entonces vacía- de todo, de notas, planillas, cuartillas llenas de asociaciones infinitas de veintiséis letras.

Asumió su postura oficial, la de siempre, la esperada por el auditorio. Acomodó el micrófono, lo volvió a desacomodar: acto repetido doce veces, esto con toda seguridad y elegancia, con maestría absoluta.

Garraspó, tosió, tomó agua. Colocó el vaso a veinticinco centímetros de la esquina de la mesa antes vacía, ahora apenas con espacio exacto para el vaso ya mencionado. Un poco a la derecha, unos centímetros a la izquierda: precisión milimétrica. De ser comprobado se llegaría a la conclusión de que...
Share:
1 de diciembre de 2014

Promesas



Toca mi mano, siente sobre mi mano lo que con palabras no puedo decirte ahora. ¿Qué sientes? No es una mano cualquiera, es la mía. Déjame sentirte, déjame tocarte con estas manos que un día habrán de conocerte si el tiempo y tú se lo permiten. Cuánto dieran estas manos por buscar ahora el significado de su existencia en cada parte de ti, en cada uno de tus cabellos, en tu cara, en tu pecho, entre tus piernas. Deja hacer a estas manos, deja que busquen sentido a su existencia y a mis deseos. Deja que mis manos te digan todo lo que soy incapaz de articular en palabras, deja que te toquen una vez más, solo una vez y sabrás cuánto oculto. Permítele a mis manos ser y déjalas libres. No, no las pares, no las limites, déjalas libres y no te arrepentirás, te lo prometo. (Por Eduardo Pérez Otaño)
Share:

Ni fresa ni chocolate




ni-fresa-ni-chocolate
Fresa y Chocolate, de Juan Carlos Tabío y Gutiérrez Alea
Como muchas otras cosas en la vida, el cine, o mejor, determinadas películas, necesitan su momento, su tiempo, su instante. Forzar las pautas de lo que por naturaleza ha de llegar no es más que violar, con la mayor alevosía, el lento avanzar del crecimiento espiritual en todos los órdenes, porque hablamos de esos filmes que marcan y trascienden, que no quedan en su época, que calan hondo.

Debo confesarlo: con veintidós años aún no había visto Fresa y Chocolate, la decana de la filmografía cubana y no me arrepiento de que haya sido así. De hecho, las pequeñas casualidades que me hicieran postergar por más de dos décadas el acercamiento a esta genial obra, han conspirado para...
Share:

La nueva lucha



La nueva lucha
Así como cada siglo tiene su generación, cada generación tiene su cometido. Quizás para esta centuria sea nuestra pléyade de jóvenes nacidos a finales del pasado milenio la única alternativa posible.

La lucha toma muchas formas en correspondencia con los tiempos que corren. Para el panadero su supervivencia está en la harina que amasa día a día y en el horno que le permite dar el acabado a su gran obra. Para nosotros la existencia dependerá de cuán decididos estemos a hacernos cargo del porvenir, mas nuestros hornos serán las ideas.

¡Jóvenes de la generación: de nuevo el deber toca a la puerta! La lucha es otra, diferente. No temáis a los que...
Share:

¿Cuáles son, a su juicio, los mayores logros durante la gestión gubernamental de Raúl Castro Ruz?

Síguenos en Facebook

Recibir publicaciones en mi correo

Seguidores de este blog