21 de enero de 2015

El poder de la mosca azul



El poder de la mosca azul
De norte a sur y de este a oeste la mosca azul hace continuamente de las suyas. Los pocos ricos que un día fueron pobres se olvidan de sus orígenes, los políticos se erigen como reyes a la vieja usanza, el poder en cualquiera de sus variantes termina corrompiendo hasta los más piadosos  humildes.

La mosca revolotea, busca al candidato preciso, se posa y lo pica: luego todo es conocido. Se pierden los rumbos y los objetivos iniciales. Se muestra entonces la peor de las facetas, la verdad oculta tras los mil velos de las buenas intenciones.

Porque el poder de la mosca azul radica en revelarnos la realidad tal y como ella es, sin más adjetivos, sin máscaras, sin palabras bonitas. Aquí un gobernante corrupto, allá el abuso de funciones públicas, de esta parte la omnipotencia de un directivo y por aquella...
la lucha incansable por un puesto cualquiera.

Conocido por decenas de obras de una importancia colosal, entre ellas Fidel y la religión y las relacionadas con la Teología de la Liberación, Frei Betto nos cuenta sobre los efectos de la mosca reveladora de verdades. Treinta y un ensayos se constituyen en reflexión sobre el poder en Brasil, pero a ciencia cierta cada uno de ellos trasciende las fronteras del país sudamericano.

La Editorial de Ciencias Sociales publicó este texto, para beneplácito de no pocos, y con esto nos asegura un testimonio en primera persona sobre las realidades más allá de las noticias que nos llegan sobre los procesos de cambio en Brasil y cuánto de luces y sombras coexisten en ellos.

Conocedor de las principales figuras políticas de su país, Betto trabajó junto a Lula da Silva en la construcción del Partido de los Trabajadores, aun sin pertenecer a este, e incluso integró el gobierno entre 2003 y 2004 como parte de la Coordinación del Programa Hambre Cero. Son estos elementos suficientes para entender la profundidad y seriedad en los análisis y las críticas a cada uno de los aciertos y desaciertos –no pocos- del PT en el poder.

Y sus reflexiones trascienden para convertirse en miradas universales. Recorre el autor textos clásicos de economía, filosofía, historia, política… De Maquiavelo a Adam Smith, de Aristóteles a Kant, todos aportan a una obra colosal plagada de verdades imposibles de pasar por alto.

Resulta interesante la aproximación a temáticas como el ejercicio del liderazgo y su importancia en la defensa de las más diversas causas sociales, y afirma:

«Las masas confían más en personas que en ideas. Estas últimas son demasiado abstractas y solo tienen valor cuando el verbo se hace carne. ¿Habría cristianismo sin Jesús, comunismo sin Lenin, pacifismo sin Gandhi?»

No abandona tesis fundamentales a lo largo de toda la obra: la necesidad de actualizar los modelos socialistas, de no perder la relación con las bases, de construir propuestas y proyectos articulados a partir de las necesidades reales de los más desposeídos y la importancia de cuidarse de hacerle el juego a los enemigos. En tal sentido asegura:

«Y que la lección nos sirva a todos: cuando no hay claridad sobre quiénes son nuestros adversarios, corremos el riesgo de portarnos como ellos.»

Y como viejo dilema filosófico replanteado una y mil veces, el problema de la democracia, cómo construirla, cómo hacerla funcional a los intereses de los excluidos, vuelve una y otra vez:

«Mientras la democracia sea meramente representativa y no participativa, continuaremos dándole nuestro voto a alguien que, una vez electo, puede perseguir sus propios intereses, sin ninguna obligación de estar en sintonía con los de sus electores. La anulación del voto no es la solución: favorece a los malos políticos. Mejor sería vincular al candidato a las causas sociales, de modo que se convenciera de que resultar electo no es llegar al poder, sino que es llegar al servicio.  Hacer de los movimientos un factor de movilización social, en tanto fuerza de presión, reclamo y, sobre todo, elaboración de políticas públicas.»

La mosca azul constituye en sí misma una obra de denuncia a las exclusiones, a los olvidos, al ejercicio deliberado del poder en función de las minorías y una defensa de lo posible, de un mundo mejor, con equidad y justicia para todos. (Por: Eduardo Pérez Otaño)
Share:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Comente acá... porque somos de letra corta:

¿Cree usted que luego de las Elecciones Generales de 2018 en Cuba, se den cambios sustanciales?

Columnas

Síguenos en Facebook

Recibir publicaciones en mi correo

Seguidores de este blog