22 mar. 2017

El prodigio del asombro con Nerys Pupo y Enrique Pérez Díaz



El prodigio del asombroI
El Sol del mediodía trasluce una atmósfera sobrecogedora a través de las cortinas. Varias personas se han reunido en la Sala Federico García Lorca del Centro Dulce María Loynaz. Hay jóvenes y adultos presentes. Solo hay un niño, se llama Diego y anda acompañado de su madre. Tiene 7 años y mucha curiosidad. Han presentado este sábado un libro para los más pequeños y por eso asiste, claro. Ha escuchado que contiene secretos de los magos. Conoce a una de las autoras porque le han leído otros textos de ella, quien además es amiga de su familia. La sala se ha ido despejando. Pero él se queda al final y se acerca a la mesa principal donde está la cuentera. De tanta magia se habló, que la escritora parece una maga también. Tiene una varita en forma de pluma con la que está dedicando la primera página.

-¡Diego!- lo saluda la escritora- Por aquí hay unos trucos que te van a encantar, le dice mientras comienza a hojear el volumen para mostrárselos.

A pesar de cierta timidez con que se aproximó al mostrador –anda hechizado el lugar, no es para menos-, enseguida se dispone a bordear el tablero para quedar al lado de la autora y enterarse mejor del contenido del Abracadabra.

-Practícalos y después me cuentas, se despide.

II
Luego de Las aventuras del ratón Pérez (2012), Nerys Pupo y Enrique Pérez Díaz continúan su complicidad -propiciada por la Editorial de la Mujer- en un nuevo texto dedicado a toda la familia y, de manera especial, a los niños: Abracadabra ¡tú haces la magia!

¿Por qué hablarles de magia a los niños?

No es posible vivir sin la magia. Como tampoco es posible vivir sin la amistad, el amor, sin la poesía, sin ver una puesta de Sol o sin leernos un buen libro, responden los autores en la voz de un mago que les da la bienvenida a los lectores.

A lo que Nerys agrega: Mariana, mi nieta de cinco años y fuente de mi inspiración, me dice: Mami, yo sé que la magia es de mentirita, pero mami, ¿cómo suceden las cosas mágicas?

Es una forma de que se interesen por conocer. La magia es una ilusión de la realidad que tiene que ver con ese prodigio del asombro, muy especial en los más pequeños, sobre todo en ese momento de los por qué en su crecimiento, cuando todo lo quieren saber y entender. Y ello también está relacionado con lo real maravilloso que plantea Carpentier, o el realismo mágico de Gabriel García Márquez.

Tiene el mismo formato de la colección Para que crezcas conmigo -también de la Editorial de la Mujer-, y aquí Enrique y yo vamos hablarle (a los lectores) del origen de la magia; de los magos y magas famosas en la historia y la literatura; de enseres y sitios mágicos. Y les presentamos algunos trucos, conjuros y recetas mágicas que pueden hacerles más hermosa la vida.


Así anuncian los escritores al inicio del Abracadabra y así lo cumplen a lo largo de 240 páginas que, además, atraen por su colorido e ilustraciones.

El volumen resulta una propuesta de libro para entretener y educar; para cultivar, además, una cultura general que en este caso tiene a la magia como pretexto; libro que enseguida cautiva con ciertas “recetas mágicas” que reseñan los escritores-magos. Aunque el código de un hechicero dicta que nunca deben revelarse sus trucos, estos autores-magos reconocen su compromiso ineludible con los niños y entonces deciden confiarle algunos sortilegios: el número pensado, los cuatro cuadrados, los dados mágicos, cómo adivinar una ficha de dominó, la moneda cambiante…

Nerys, ¿cómo conoces de estos trucos?

Enriquito me ilusionó, fue como mago.  Él conocía los encantamientos y al tomar la varita,  del sombrero sacamos sobre la magia narraciones nuestras y de otros autores tanto de América Latina (Venezuela, Argentina, Bolivia, Uruguay, Perú, Colombia, República Dominicana), como de Europa (Italia, Suecia, España).

Retomamos a Meñique, del francés De Laboulaye, que Martí compila en La Edad de Oro; e incluimos referencia a la leyenda de los reyes magos del Oriente, contada desde la literatura, e incluso, sobre el cuestionado cuarto mago.

Asimismo, quisimos hablarles a los niños de la clonación a través de una historia. En la actualidad, la ciencia posibilita innovaciones y tecnologías que parecieran ciencia ficción o magia. Entonces en Como si magia fuera, recreo lo sucedido con la ovejita Dolly, el primer mamífero clonado, para también suscitarles una reflexión sobre lo ético de estos procedimientos y que, por otra parte, puedan pensar en que aunque sea físicamente parecido lo que se clona, cada cual tiene su pensamiento independiente porque es lo social lo que hace a las personas.

Se dice que existe una magia blanca, la buena, y una negra, quizás la mala. La magia que hacen aquí Enrique y Nerys, ¿cómo es?

La magia nuestra es buena. Y la vestiría de azul, que es el color del amor.

(Por Darianna Reinoso Rodríguez, publicado en http://gotasderomerillo.wordpress.com)


Leer artículo...

Leer artículo

Leer artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente acá... porque somos de letra corta: