1 de febrero de 2017

Lutero más allá del cine



“Lutero y Colón aparecieron: el universo entero tembló  y
Europa se  conmocionó…El primero despertó el entendimiento  de 
los hombres, el otro fomentó sus actividades”
 Guillaume-Thomas Raynal

Tras la magia del séptimo arte la vida de un fraile católico atrapa el interés de los espectadores. La Alemania del siglo XVI nos recibe entre símbolos audiovisuales. Lutero conmueve sensibilidades y más allá de sus valores cinematográficos, reviven hechos de significativa repercusión histórica.

Lutero más allá del cine. Por: Laura Barrera JerezEn el lejano 1507 amanecía en Europa el Renacimiento. Después de una Edad Media de incertidumbres, los hombres van creando nuevos valores espirituales y materiales. La Iglesia dueña de esplendor y riqueza, se resquebraja como institución, los pensamientos son cada vez más racionales y desacralizados.

Por eso Lutero busca ese Dios misericordioso y dispuesto a dar amor, contrario al sistema sacramental del Medioevo. La vida en las ciudades había resurgido con la propia dinámica de la producción y el comercio. El fraile alemán se alarma ante la obsesión de los hombres por las reliquias, por las indulgencias, por las peregrinaciones. La Iglesia Católica estaba en crisis: existían numerosos problemas de corrupción y de desviación de valores propios del cristianismo primitivo.

Esto impulsa a Lutero a plantear la Reforma con la cual propone regresar a las enseñanzas  de la Biblia para transformar ese cristianismo desorientado.


En esta época, todavía quedaban profundas huellas de analfabetismo y la comunicación oral jugaba un papel protagónico. Los religiosos predicaban en espacios públicos, pero transmitían valores inherentes a la falta de piedad eclesiástica.  Por otra parte, la escritura iba cobrando fuerza y con ella el uso del papel y de la tinta. Aunque proliferaban los mensajes copiados a mano, la imprenta funciona como un importante vehículo para la divulgación de ideas renovadoras.

Lutero exponía su discurso con devoción y lo adaptaba a diferentes públicos. Los cartelillos (placards)  clavados o pegados en lugares concurridos  atraían adeptos mientras  los textos del fraile alemán cruzaban fronteras y persuadían a miles de personas. Palabras impresas y manuscritas manifestaban la crítica al papado; opúsculos, libelos, hojas volantes crearon una opinión pública favorable mientras la contrapropaganda llegó con las bulas papales que durante varios años condenaron la posición de Lutero. 

La consolidación de las nacionalidades profundizó las discrepancias entre los príncipes y sus superiores, mientras la Reforma liquidaba el poder Papa-Emperador. Lutero había convertido su lucha religiosa en una lucha ideológica y con ella se gestaban importantes cambios en la sociedad. Finalizaba el monopolio de la religión católica sobre la verdad, los hombres eran un poco más libres. Como planteó Lutero, la salvación no podía existir fuera de Cristo, pero sí fuera de la Iglesia.

Luces, sonidos, efectos… Desde el ayer, cada cual extrapola sus ideas para dibujarlas de presente. Las técnicas audiovisuales no pueden demostrar brillo, modernidad y colorido, todos los subterfugios posibles se mezclan para sobrepasar los íconos actuales y atraparnos en un mundo del pasado. 

Y el cine nos invita  a cultivarnos. Las imágenes de Lutero traspasan los siglos, reafirman conflictos actuales, invitan a reflexiones para el hoy que vivimos. Nunca un ser es más libre que cuando expone sus sentimientos. No importan los esquemas y las tesis establecidas. Todo cambia, los hombres cambian. (Por Laura Barrera Jerez)
Share:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Comente acá... porque somos de letra corta:

¿Cuáles son, a su juicio, los mayores logros durante la gestión gubernamental de Raúl Castro Ruz?

Síguenos en Facebook

Recibir publicaciones en mi correo

Seguidores de este blog