24 de febrero de 2017

Escribo




escribo_laletracorta_iselyravelorojas
Escribir es el proceso hipnótico agridulce donde me deshago de mi yo y entro en otro cuerpo. Es un acto catártico para re-descubrirme. Es mi sacramento ante el papel, en el que la palabra toma cuerpo de crítica oportuna y manifestación esperanzadora. La esperanza en la mochila para habitar mi país y creer que se puede… como reza la canción. Y la crítica para no caer en la estupidez cobarde de callar y andar por la vida de conformista infértil.

Escribo por compromiso y adicción. Este es un oficio que como la marihuana te hace cómplice. Aumentas la dosis poco o poco y ya no hay remedio. No hay desintoxicación posible. Recuerdo que puse mis primeros apuntes sobre unas líneas de libreta con portada medio encartonada. Aquellas eran tan triviales o infantiles que a ratos las desempolvo y río de tanta ingenuidad hecha poesía o epístola. Hoy, aunque tecleo en un ordenador y pretendo escribir (a veces no sé si lo logro) sobre preocupaciones más sociales, la pasión avasalladora permanece intocable; impenetrable antes los muros del individualismo y las lecturas facilistas. (Por Isely Ravelo Rojas)


LE SUGERIMOS QUE VEA:
Share:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Comente acá... porque somos de letra corta:

¿Cuáles son, a su juicio, los mayores logros durante la gestión gubernamental de Raúl Castro Ruz?

Síguenos en Facebook

Recibir publicaciones en mi correo

Seguidores de este blog