18 may. 2015

FIDEL DE CORAZÓN: Apuntes sobre una aventura (Parte VI). ¡Al Turquino, eh, al Turquino...! + Fotos


Martes 14 de abril de 2015

Foto oficial del destacamento en la cima del Pico Turquino
02.31am- Comenzamos a despertar. Divididos en varios cubículos, algunos de nosotros lo hacemos rápido, otros se demoran un poco, pero al fin todos comienzan a prepararse para el ascenso cada vez más próximo. Hemos dormido algunas horas y eso tendrá que ser suficiente. Aun nos resta cerca de 1 hora de recorrido en ómnibus hasta la base del Turquino desde donde iniciará realmente esta travesía. Con nosotros ascenderán algunos jóvenes de la Universidad de Oriente. Uno de ellos asegura haber subido a la edad de 5 años.

Cuentan algunos que el Pico Turquino se denomina así porque al mirarlo desde abajo
Estación Biológica desde donde se incia el ascenso
mantiene, dada la conjunción del cielo y las nubes, por razones físicas dirían los físicos, su color azul Turquesa. Lo cierto es que constituye el punto más alto en Cuba y desde allí cualquier otro lugar será pequeño. En la cima estaremos alrededor del mediodía, justo en el lugar donde Celia colocara el busto al Maestro, casi a la hora en que iniciara en Dos Ríos el combate de aquel mayo 19 y aproximadamente cuando en Demajagua en octubre 10 de 1868, los esclavos liberados, junto al resto de los patriotas, libres todos, se disponían a tomar el cielo por asalto.


Nosotros lo haremos a nuestro modo. Los tiempos actuales tendrán –y tienen- sus propios Demajagua y también sus propios Dos Ríos.

Avanzada del destacamento que llegó alrededor de las 10.00am al Pico
09.13am-  La avanzada de este destacamento 70 aniversario ha llegado  al Turquino en apenas 3 horas y 38 minutos. La fuerza y el empuje se han impuesto. “Escasos como los montes son los hombres que saben mirar desde ellos y sienten con entrañas de nación o de humanidad”, reza en el busto que por este mismo sendero trajeran Celia y un grupo de compañeros para rendir homenaje al Maestro. Y Martí mira desde el Turquino los retos de un país en trasformación. Setenta jóvenes acaban de hacer suya la hazaña.

Han llegado hasta ahora (09.56am):
Integrantes del primer grupo en llegar al Turquino
1.      Eduardo Pérez (Comunicación)
2.      Ahmed Hernández (Turismo)
3.      Sofía Ferrero y Álvaro Iglesias (Economía)
4.      Adán Raúl Santana (Periodismo de la UO)
5.      Sandy Rojas (Economía)
6.      Randy Calderón (Biología)
7.      Adrián González (Derecho)
8.      GelinEsguinosa (Matcom)
9.      Yusdenia Vázquez (Derecho)

Sobre el recorrido:
05.15am- Llegada a la base del Turquino.

Partimos desde la Estación biológica hacia el Turquino
05.35am- Iniciamos el ascenso luego de la explicación inicial. El pago de los 5.00 MN ha quedado para el retorno. Desde la partida se han re-conformado los grupos, cada uno a su ritmo. Es de noche aun, así que no tendremos vistas espectaculares por ahora. 
Anteriormente habíamos salido a las 03.52 am desde la escuela especial donde dormimos algunas horas. El recorrido por carretera es complejo. El sendero, en difíciles condiciones, se torna peligroso en no pocos tramos. El acantilado a la izquierda llega a alturas de cerca de 50m aunque en la oscuridad son difíciles de determinar.

06.32am- En apenas 57 minutos hemos recorrido 3 kilómetros. Ya pasamos el primer campamento y algunos se quedan un rato a descansar. Comienza a amanecer lentamente.
Indicación de que hemos recorrido 3 kilómetros

06.40am- Pasamos en 8 minutos del kilómetro 3 al 4. Sigue amaneciendo y ya nos hemos elevado lo suficiente como para tener algunas buenas vistas. El suelo está bastante húmedo. Ayer con  seguridad llovió. Ya casi estamos en primavera y la subida puede tornarse un poco más compleja. Algo más allá de los 4 kilómetros escuchamos un tocororo como anunciación de lo pendiente por recorrer y de los buenos augurios.

07.19am- Pasamos por el kilómetro 6. Falta menos de la mitad y ya nos sentimos
Vamos por la mitad y ya el cansancio se hace sentir
el cansancio aunque todavía no hemos vencido el tramo más difícil previsto para el ascenso al Pico Cuba. Ha amanecido por completo. Desde acá se ve el mar: contraste perfecto entre montañas y océano.

07.29am- Acabamos de ver el sol por primera vez. Hermoso sol visto desde la Sierra Maestra. ¿Cuántas veces Fidel y los guerrilleros vieron ese mismo sol y pensaron en un amanecer luminoso para Cuba como el que ahora logramos disfrutar rumbo al Turquino?

Anuncio del inicio del ascenso al Pico Cuba
07.39am- Iniciamos ahora el ascenso al Pico Cuba. Lo más difícil comienza. Es la segunda elevación más alta del país luego del Turquino. Hermoso nombre para esta elevación que se nos anuncia como el primer gran reto de esta escalada.

08.24am- Pasamos ahora por el denominado “Paso del Cadete”, que lleva ese nombre por la caída de un cadete que sorprendentemente pasó 2 días hasta que fuera rescatado con vida. Excelente vista la que puede apreciarse desde este lugar: sigue sorprendiendo la fusión entre montaña y mar, unión indisoluble entre lo vasto y lo inmenso.

Monumento a Frank País en el Pico Cuba
08.36am- Arribamos al Pico Cuba donde se encuentra el monumento homenaje a otro cubano grande: Frank País García. Se ha hecho realidad el presagio anunciado en uno de los carteles que señaliza el inicio del ascenso a esta elevación: “Adelante caminante. Comienzas a subir el Pico Cuba, segundo en altura del país. El camino exigirá un gran esfuerzo, pero visuales espectaculares alertarán cada paso que des, tú mismo juzgarás sobre ellas". Más que espectaculares, son fantásticas las vistas. Minúsculas parecen las palmas e inmensa esta Sierra de las mil batallas, donde los más imposibles sueños lograron convertirse en realidad. El grupo se ha extendido. Una pequeña avanzada de 6 de nosotros toma la delantera, el resto, espaciadamente y a su ritmo, avanza hacia lo más alto.

09.13am- El último tramo ha sido el más fuerte pero ha valido la pena. Llegar al Turquino es como haber cumplido una gran promesa. Un beso al busto de Martí, la foto oficial. Otros llegan y ya somos muchos, cerca de 30 y seguimos llegando.

10.55am- Comenzamos el descenso. En avanzada a pesar de que la foto oficial se pactó para las 12.00m. Se prevé lluvia y algunos de nosotros estamos aquí desde hace una hora y 30 minutos. La bajada será prometedora. Demasiado cansancio, muchas pendientes. Mas el espíritu no habrá de fallar.
Parte del destacamento en la Estación Biológica, ya de regreso

14.25pm- La avanzada ha llegado a la base del Turquino, de donde partimos en la mañana. Todos estamos bastante cansados pero no hemos perdido el ánimo. Contrario a la proyección inicial, la mayoría de nosotros logró completar el recorrido. Apenas unos pocos, en su mayorías por razones de salud, han decidido regresar en algún momento.

Solo uno de nosotros no inició siquiera el ascenso pues hace cerca de un año había cumplido la travesía. Todos, de un modo o de otro, lo intentamos: los más logramos completar el recorrido, los que no, han animado al resto.

La subida:
Me permito ahora algunos apuntes generales.

Subir al Turquino es una experiencia fascinantemente difícil. Nada resulta tan grato como llegar, a pesar de que va contra toda lógica ética, pues lo importante es el trayecto. Las vistas que a lo largo del recorrido hemos podido apreciar son únicas por su singularidad.

Vistas durante el ascenso a la elvación más alta de Cuba
En el Pico la bruma aparece y desaparece con la misma facilidad con que se muestra y se oculta el sol. Desde lo alto se puede apreciar al mar insistente que golpea la costa sur de Santiago de Cuba. Buena parte de la carretera ha sido socavada con el batir. Desde estas alturas parece una gran serpiente que bordea grandes montañas. Un mar azul, inmensamente azul, y desde acá elevaciones carmelitas por la sequía que empieza a ser superada.

El Turquino se ve en varias ocasiones, cada vez más cerca, cada vez más accesible, cada vez más real.

Busto de Martí en el Pico Turquino
En la cima el Martí de Celia, con su tarja y su placa que le denomina como Monumento Nacional. En la primera de estas, antiguos viajeros dejaron plasmados sus nombres en intento por postergar lo improbable.

Los últimos en la subida usan sus escasas reservas para llegar. Algunos, a la bajada de los primeros, preguntan insistentemente cuánto falta. Les decimos que poco pero le sugerimos que guarden fuerzas para el último tramo, a otros, los últimos, les decimos que faltan apenas 30-45 minutos.

La bajada:
“Para abajo todos los santos ayudan”, reza el pensamiento popular, aunque en el Turquino no parece que se aplique con toda certeza. Para abajo rearmamos los grupos. Los que han reservado más energías toman la delantera, poco antes de que se haga la foto oficial que había sido pactada para las 12:00m. El ritmo es diferente y todo en bajada, lo que ayuda al ánimo y pone en problemas al cuerpo. Comienzan a doler las piernas, el talón de Aquiles no soporta muchas más tensiones, hasta los dedos de los pies dan sus clarinadas.

Uno de los nuestros se perdió en el trayecto. Cerca del kilómetro 3 y medio desvió el sendero por equivocación y caminó hacia un acantilado durante cerca de 40 minutos. Gracias a un niño pudo finalmente reincorporarse al camino. Ha llegado en cerca de 3 horas en total, casi al borde del desmayo. Aun así asegura que el próximo año regresa otra vez “para tomar el camino correcto”.

Al regreso emociona ver la estación biológica
Si grato es llegar a la cima y sentir que  se ha cumplido, al llegar al punto de partida se siente aún mejor.

Ahora los cuentos del ascenso y del descenso. Por varios días, al menos mientras dure este trayecto, será así. El Turquino en un rato quedará atrás, y nos llevaremos múltiples recuerdos, todos de seguro bastante gratos.

Otros detalles:
*Al nuestro que se perdió en el descenso cuenta que lo ayudó un niño de unos 6-7 años para poder llegar a la base, a cambio de todo su arsenal de galletas y caramelos.

*A los últimos en subir los esperamos hasta cerca de las 18.30pm. Llega el rumor y luego la confirmación de que a un muchacho le ha dado un infarto durante la subida. De inmediato la policía y la ambulancia se movilizan. Luego llega la seguridad de que ha sido un cadete y la preocupación se extiende rápidamente pues con nosotros viajan algunos como invitados. No tardan en llegar todos. Luego nos confirman: no ha sido uno de los nuestros sino un muchacho que ha sufrido el ataque en la Aguada del Joaquín, por Granma. Hasta la rectora de la Universidad de Oriente junto a funcionarios del Partido Provincial se presentan en el lugar con muestras de extrema preocupación.

18.47pm- Ha llegado el último grupo que esperábamos. Se trata del médico, Randy el presidente de la FEU y otros compañeros. Al fin estamos todos y ya recuperados comenzamos a abordar los ómnibus para el retorno.
Descanso antes de salir para Santiago

21.10pm-  Luego de comer y recoger todas nuestras pertenencias, salimos de la Escuela Especial Celia Sánchez hacia la ciudad de Santiago de Cuba. Dejamos atrás el histórico Uvero con la satisfacción de haber cumplido, sin lugar a dudas, con el objetivo primero de este recorrido: ascender a la máxima elevación del país y llevar hasta allí el espíritu de 70 jóvenes deseosos de reeditar el recorrido de Fidel.

23.25pm- Arribamos a la Universidad de Oriente. El cansancio ha hecho de las suyas y con no pocas dificultades descendemos de los ómnibus para acceder a la residencia. Par de nosotros se animan a subir por las escaleras y otros pocos luego de bañarse salen a recorrer Santiago. El espíritu joven se ha impuesto una vez más. Ho ha sido un buen día para la delegación. La alegría, pese al cansancio, se impone.
 
Luego de subir y bajar el Turquino



Parte del destacamento en la cima del Turquino


Vistas durante la subida



Muestra de las escaleras que aparecen durante la subida





Vistas espectaculares pueden ser apreciadas durante el trayecto


Por senderos estrechos debemos pasar


Saliendo de la estación biológica



Trayecto desde la escuela especial hasta la estación biológica (2.00am)



El mar invita a la recuperación luego del descenso



Vista desde la carretera que lleva hasta la estación biológica




Efectos del ascenso al Turquino


Durante uno de los descansos en el ascenso


Parte del destacamento listo para subir al Turquino


Parte del destacamento en el Pico Cuba



Placa ubicada en el monumento a Martí en el Pico Turquino



Indicación de que hasta acá (3 km) llegaban antes los vehículos


2 comentarios:

  1. Amig@s acá les dejo por fin los apuntes del asecenso al Turquino, ojalá muchos de ustedes puedan revivir esta experiencia.

    ResponderEliminar
  2. Leandro Fontanills18 de mayo de 2015, 14:29

    Sin duda fue una experiencia inolvidable, algo que algunos dicen que se hace una sola vez ,pero le debo algo a Marti debo volver y plantar flores a nuestro Maestro,para que siempre en lo más alto lo acompañen.

    ResponderEliminar

Comente acá... porque somos de letra corta: