31 oct. 2013

Los excluídos del reino



Amigos, en esta ocasión compartimos con ustedes una selección de cuentos breves del libro Los excluidos del reino, del autor cubano Alberto Menéndez Enríquez. Son estas historias cortas, de amor, muerte y sexo; seres que buscan espacio atrapados en un círculo de absurdo y miedo. En estos textos, a partir de un lenguaje poético se crea una atmósfera en la que el autor necesita poco espacio para convertir al lector en un excluido más de un reino donde a veces Dios está ausente.


GÉNESIS
Dios creó al hombre y lo halló imperfecto, realizó a la mujer y no le convenció. “De todos modos serán pecadores”, se dijo. Después creó la serpiente, la espada y el lenguaje, entonces rió divinamente satisfecho.

LA PENÚLTIMA CENA
Durante todo un mes he dado gracias a Dios por abastecer mi mesa; pero mi familia es escasa, y llega el temido momento que solo estamos él y yo ante las cazuelas vacías. No le agradezco: le pido perdón.
La vecina del frente pesa más de trescientas libras. Reconozco que es pecado codiciar la carne ajena. Voy a rogar por su alma, posiblemente tan suculenta como sus muslos.

LA SORPRESA
La paz de los sepulcros, vaya tontería. Observo a los otros pudriéndose tranquilamente, resignados a su destino y a mí me falta el aire, me da asco esta legión de cucarachas inspeccionándome cada agujero, y siento cada vez más frío junto a un calor asfixiante… aunque ya voy entendiendo. Nunca confié en ese cirujano que le sonreía a mi mujer con tanta amabilidad. Si hubiera firmado en vida el documento que autorizaba la autopsia, no estaría atravesando por tales desventuras, para conseguir ese estado natural.

LA CONSUMACIÓN
La deseo con una pasión voraz. Pronto será el momento de saborearla pedazo a pedazo: sus muslos rollizos con un ligero tinte carmesí, sus senos apuntando hacia mi lengua, sus pies de arcos perfectos, como si los hubiesen rellenados con champiñón y esos labios como mejillones. Ya es el momento. El reloj me avisa que es hora de sacarla del horno.

LAS GRANDES EMOCIONES
El edificio corre el riesgo de derrumbarse. Noche tras noche, abrumada por esta posibilidad, a mi esposa le es imposible llegar al clímax.
Ayer en la madrugada volvimos a intentarlo. A los pocos minutos, le escuché un quejido atronador. “Al fin un orgasmo”, pensé, mientras la abrazaba bajo los escombros.


-----------------
Sobre el autor: Alberto Menéndez Enríquez (La Habana, 1960) Doctor en Ciencias Médicas. Ha publicado La casa de los Fernández con la editorial Extramuros, en el año 2006. Ha sido premiado en varias ocasiones en concursos como la Media Cuartilla y El Dinosaurio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente acá... porque somos de letra corta: