19 mar. 2015

Sueños de mafiosos



Mientras niños en México luchan contra el narcotráfico algunos reguetoneros juegan a hacerse los capos de Cuba en uno de sus videos clips. Si los reguetoneros presentes en el clip No Hay Break como Los Desiguales, Eddy K (al parecer de retorno a Cuba luego de su estancia en Miami), El Yonki,  supieran que esos personajes que imitan son responsables de la desaparición de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa a lo mejor pensaran dos veces antes de hacer ese video clip que a pesar de advertir  que “Las imágenes filmadas para la realización de este video clip constataron con un equipo especializado y entrenado. Constituye enteramente una obra de ficción y no pretende reflejar ninguna realidad ni postura moral de sus realizadores y músicos”, toma como narración el conflicto entre pandillas de barrios habaneros .

Lo que ha llamado la atención de muchos es la participación en el clip de Armando Valdés Freire, quien interpretó en el filme Conducta el personaje de Chala, y aparece como un justiciero o más bien como un encomendado de esos capos que alardean de su poder y exhiben el dinero que le pagarán a Chala cuando cumpla con el asesinato de los jefes de la pandilla. Sin duda toda una obra de ficción que no deja de hacer guiños a nuestra realidad como la aparición de los inyectores, armas caseras fabricadas aquí en Cuba, pero más que criticarla lo que hace es elogiarla. Los realizadores y protagonistas del video clip tuvieron esa oportunidad en sus manos, pero al parecer ellos no se creen capaces de hacer críticas a la sociedad donde viven, principalmente para no perder los escenarios que las instituciones estatales le ceden a sus conciertos que cierran por capacidad.