Encuesta de La letra corta

Para nosotros su opinión es importante, ¡ayúdenos a compartirla!

Directorio de blogs

Más de 120 blogs cubanos están incluidos en el directorio: una mirada a la diversidad de criterios desde la blogosfera cubana

Especial: ¿Qué prensa, qué país?

¿Es necesaria una ley que regule el entorno comunicativo cubano? ¿Cómo construir un modelo de prensa más eficiente y que satisfaga las demandas de los diferentes públicos?

Especial: La familia cubana del siglo XXI

Nos embarcamos en el difícil reto de juntar criterios, visiones, opiniones compartidas o no, sobre los modos en que se estructuran, viven y conviven las familias cubanas en el siglo XXI

Biblioteca digital: letras para pensar

La letra corta pone a su disposición una amplia biblioteca digital con relevantes textos que contribuyen al análisis y al debate crítico

Che: eterno hereje

La letra corta rinde homenaje a un hombre imprescindible en la historia nuestroamericana, a un eterno hereje, en el 50 aniversario de su asesinato

31 de enero de 2017

Apuntes para una historia no contada: el quinquenio gris (Parte II)



Bajo el sello de Pavón
Apuntes para una historia no contada...Parte IIComo explicábamos en el artículo anterior, la aparición de Luis Pavón Tamayo se debió a la publicación de los libros Los siete contra Tebas, de Antón Arrufat, y Fuera del juego, de Heberto Padilla, dos textos que habían sido premiados por la UNEAC.
Según señala Ambrosio Fornet en conferencia leída el 30 de enero de 2007 en la Casa de las Américas (como parte del ciclo La política cultural del período revolucionario: Memoria y reflexión, organizado por el Centro Teórico-Cultural Criterios), «fue entonces --entre noviembre y diciembre de 1968-- cuando aparecieron en la revista Verde Olivo cinco artículos cuya autoría se atribuye a Luis Pavón Tamayo, conjetura por lo demás indemostrable porque el autor utilizó un pseudónimo --el tristemente célebre Leopoldo Ávila-- que hasta ahora no ha sido reivindicado por nadie».
Según describe el autor, el primer artículo se refería a la conducta de Guillermo Cabrera Infante, quien en una revista de Buenos Aires se había declarado enemigo de la Revolución. A este le siguieron dos trabajos dedicados a Padilla y a Arrufat, y otros tantos a temas literarios.
Como asegura Fornet, «el torneo ideológico anunciado por Ávila se insinuaba en ocasionales escaramuzas, pero había ido adquiriendo gradualmente un carácter cada vez más internacional debido en parte a los ataques a la Revolución que habían hecho en Europa varios intelectuales --Dumont, Karol, Enzensberger…-- y en parte a que uno de los jurados que premió a Arrufat y Padilla --el crítico inglés J. M. Cohen-- decidió participar a su manera en el debate».
Share:
30 de enero de 2017

De México a La Habana: el país que no quiero



La tan anhelada prosperidad pudiera estar conduciéndonos por caminos desconocidos para los cubanos. En tiempos en que historias como esta son comunes en buena parte de Latinoamérica, sería bueno preguntarse qué país queremos.
De México a La Habana: el país que no quiero. Foto: Alejandro Madorrán Durán
Foto: Alejandro A. Madorrán Durán

En el metro de Ciudad México siempre hay gente, mucha gente, hasta en sus horarios menos complicados. Y todo pasa rápido, demasiado rápido. Quien se sube apenas nota al que se baja. Apretados unos a otros, como en la más nacional de las guaguas, nadie recuerda luego nombres, caras, olores.

Nadie –o casi nadie- cuenta su historia a otro, porque no hay tiempo para eso, porque el metro pasa veloz, siempre así, siempre igual.

Llegué una mañana de domingo cuando la mitad del antiguo Distrito Federal –hoy Ciudad México contra la voluntad de buena parte de los citadinos- descansaba. Aun así en los pasadizos subterráneos la vida vibra, la ciudad se me muestra en su más activa faceta.

“No te puedes ir sin montarte en el metro”, advirtieron el día anterior, como sinónimo de una experiencia necesaria. Y no debía regresar sin hacerlo: allí puede uno conocer las múltiples caras de una ciudad mucho más diversa que lo contado por los medios o las postales turísticas.

Share:
28 de enero de 2017

Yugo y estrella desde el 28 de enero de 1853



Era viernes 28. El enero de 1853 traía sorpresas. Desde entonces los veranos y los inviernos en Cuba serían diferentes, Cuba sería diferente. Leonor sufría los dolores de traer al mundo  un hijo que desde entonces le pertenecía a otros.
yugo y estrella desde el 28 de enero de 1853Quizás el niño hubiera amado más el mar, pero su vida sería tan tempestuosa que no tendría tiempo para esas soledades, aunque había nacido en una pequeña casa de la calle Paula, muy cerca del puerto de La Habana.
El padre, llegó a la Isla como sargento del ejército español y la madre también traía sangre ibérica. Pero Pepe era de Cuba y los libros se encargarían de llenarle esos espacios de tristeza tras el desempleo de Don Mariano y la férrea voluntad de la Señora Leonor para cuidar la familia.
Pronto el niño comenzó a trabajar en una bodega porque el padre consideraba suficientes sus conocimientos y lo sacó del colegio para que pudiera ayudar en el sustento de la casa.
Share:
27 de enero de 2017

Alegato de luz



Entre la vida y la muerte, una mezcla de subordinaciones nos remite, irónicamente, a los hombres.
alegato-de-luz-la-letra-cortaDesde el año 1530 y hasta 1698 los reyes ingleses residían en el llamado Palacio de Whitehall. Había sido la mayor de las construcciones de su tipo en Europa, pero fue destruido por el fuego.
Solo quedó el mito, la historia.
En 1914, Edward Grey, ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña sufría: Las lámparas se apagan en toda Europa.
Contemplaba las luces de Whitehall durante la noche en que su país y Alemania entraban en guerra. No volveremos a verlas encendidas antes de morir.
Otra vez la desidia corrompía la paz. Vendrían 31 años de sangre. Sería, en palabras de Eric Hobsbawn, el derrumbe del gran edificio de la civilización decimonónica.
El escritor satírico Karl Kraus auguraba los últimos días de la humanidad. Y aunque quedaron más horas para los almanaques, se reducía el respeto entre los humanos, se quebraba la armonía de la naturaleza, se violaba el orden del mundo.
La relación entre la vida y la muerte manifiesta la responsabilidad de los hombres por preferir el lado oscuro de la existencia.
Desde entonces apagamos luces sin pensar en Whitehall... Sin pensar. (Por Laura Barrera Jerez)
Share:
26 de enero de 2017

Boleto al infinito



En una urbe con casi cinco siglos de historia, saqueos, cierre de puertas tras el aviso de un cañonazo, se erige la obra que enlaza dos construcciones históricas, La Torre de La Chorrera y El Castillo de La Punta. 
 
boleto-al-infinito-la-letra-corta
Foto: Yasset Llerena Alfonso. Texto: Isely Ravelo Rojas

Share:
25 de enero de 2017

Los poetas de la guerra: un libro de intelectuales



 “Convite y nada más es este libro, a todos los que saben de versos de la guerra,
para que, siquiera sea sin orden ni holgura, salven,
por la piedad de hermanos o de hijos,
todo lo que pensaron en nuestros días de nación los que tuvieron fuego y desinterés para fundarla.”
José Martí

los-poetas-de-la-guerra-la-letra-cortaHablaba Martí de Miguel Jerónimo Gutiérrez, de Antonio Hurtado del Valle, de José Joaquín Palma, de Luis Victoriano Betancourt, de Antenor Lescano, de Francisco la Rua, de Ramón Roa. Hablaba Martí de la manigua donde se fraguaban los empeños y los sacrificios, donde no importaba el nivel de escolaridad o la grandeza de los vocabularios cuando debían defenderse los principios y las libertades.

Martí admira esos poetas, aunque “su literatura no estaba en lo que escribían, sino en lo que hacían. Rimaban mal a veces, pero sólo pedantes y bribones se lo echarán en cara: porque morían bien.”

Desde el prólogo, Martí defiende tanto a este libro y a sus autores, que parece coincidir con la noción de intelectual de Émile Zola indisolublemente ligada a la conciencia cívica. No podríamos asegurar que Martí haya tenido esta referencia, y por las distancias en el tiempo no supo de Gramsci ni de su concepto de intelectual orgánico que  “más  que  producir  formas  de conocimiento  es  un  propagador  de  una  estructura  de  sentimientos,  una  racionalidad instrumental, que legitima el consenso espontáneo”  (Acanda, 2000).

Share:
24 de enero de 2017

Apuntes para una historia no contada: el quinquenio gris (Parte I)



Del triunfo revolucionario al pavonato 

En carta enviada por Virgilio Piñera a Fidel Castro, publicada en Diario libre, el 14 de marzo de 1959, expresaba:

«…Nosotros, los escritores cubanos, somos “la última carta de la baraja”, es decir, nada significamos en lo económico, lo social y hasta en el campo mismo de las letras. Queremos cooperar hombro con hombro con la Revolución, mas para ello es preciso que se nos saque del estado miserable en que nos debatimos.»

Esta misiva constituía la clara posición del sector intelectual con respecto al proceso revolucionario que recién iniciaba. Vale aclarar que aunque por estos días el autor de cuentos como Insomnio goce de importantes reconocimientos, en aquel momento apenas era conocido en unos pocos sectores de la sociedad cubana.

Según explica Ambrosio Fornet en conferencia leída el 30 de enero de 2007, en la Casa de las Américas, como parte del ciclo La política cultural del período revolucionario: Memoria y reflexión, organizado por el Centro Teórico-Cultural Criterios, «la Revolución --la posibilidad real de cambiar la vida-- aparecía como la expresión política de las aspiraciones artísticas de la vanguardia».

Share:
23 de enero de 2017

Yo soborno, ¿y tú?



Me miró a los ojos con mucha convicción: “es que con Pinar del Río todo es muy complicado”. Le sostuve la mirada el tiempo necesario para que se convenciera de que tenía el dinero en el bolsillo derecho. “Ven mañana a las ocho y media o nueve de la mañana”, me dijo; y me fui.

yo-soborno-y-tu-la-letra-corta
Foto: Alejandro A. Madorrán Durán
Un trámite de cinco pesos cubanos se me convirtió en diez dólares. La espera de unos cuarenta y cinco días se transformaron en poco más de catorce horas. Nunca hablamos de dinero, precios, tarifas, pero no hizo falta. Entré en el juego y me sorprendí pareciendo todo un profesional.

Era una cuestión de rutina. Legalizar un documento para que tuviera validez en el extranjero pero, fatalidad, las certificaciones emitidas por el Registro Civil de Pinar del Río no pueden ser aceptadas en La Habana. De este lado a aquel, de la oficina de legalizaciones al Registro de la capital. Lo demás es historia.

El amigo de mi amiga que, como ella, vive en un perdido pueblecito de Candelaria, por poco se queda sin dentadura. Ajeno a tratamiento alguno en sus 27 años de vida llegó a las manos de otro amigo de mi amiga, y como todo quedó en familia, apenas costó un puerquito asado y un fin de semana por allá por la finquita del padre.

Share:
21 de enero de 2017

Lectura de la semana: El kitsch en el socialismo (+pdf)



el-kitsch-en-el-socialismo-la-letra-cortaNosotros, en general, hemos superado la cómoda tesis no-dialéctica de que todo lo que contradice el ideal socialista y el modo socialista de vida es «supervivencia del pasado». Porque, si por un instante nos situáramos en esa posición, tendríamos que poner en duda las fuerzas activas del socialismo, puesto que más de tres décadas él no se ha desembarazado de al menos aquellos excesos del gusto filisteo que son blanco constante de nuestra propaganda. La frágil materia de los conejitos de yeso, los perros de aguas esmaltados, los gobelinitos, las flores artificiales y los muñecos folclóricos, ha resistido el asalto de las encolerizadas plumas de periodistas y científicos del arte, y el kitschman** triunfa por encima de las amenazas, limitaciones y altisonantes llamados a una cruzada contra el mal gusto. ¿Por qué «todavía» sus muestras se propagan tranquilamente por vitrinas y estantes de tiendas, y lo nuevo como estilo se abre paso con dificultad?”.
Así inicia este artículo del investigador Iván Slávov, publicado en la edición No. 2 de la revista Criterios, correspondiente a abril-junio de 1982, cuyo contenida goza aun hoy de una vigencia extraordinaria.
La letra corta les invita a dejar su comentario como punto de partida para el debate.
LEER o DESCARGAR el texto a continuación:
Share:
20 de enero de 2017

Virgilio Piñera: isla siempre



 “Aunque estoy a punto de renacer, no lo proclamaré a los
cuatro vientos, ni me sentiré un elegido: sólo me tocó en suerte,
y lo acepto porque no está en mi mano negarme, y sería por otra
parte una descortesía que un hombre distinguido jamás haría…”
V. P.

Ya es una isla y no me asombra tanta grandeza. Su nombre encumbrado retoza constantemente con los recuerdos de quienes nos quedamos detrás. Sí, nos quedamos tratando de comprender algunos granitos de esa tierra fértil, nos quedamos en la espuma de las olas que llegan hasta la orilla. 

virgilio-isla-siempre-la-letra-cortaLo sorprendente es que su isla no haya desaparecido de los mapas. En este mundo tan convulso muy pocos creemos en ese lirismo de la geografía, pero él nunca perdió la esperanza. Sin temerle a los incrédulos, decía con toda franqueza: “Mis piernas se irán haciendo tierra y mar, y poco a poco, igual que un andante chopiniano, empezarán a salirme árboles en los brazos, rosas en los ojos y arena en el pecho.” 

Virgilio siempre lo supo. Quizás por eso aquella frialdad de sus cuentos, tal vez la furia, o la broma colosal, en definitiva, su vida entera  reposaba en las letras. 

Tal vez nunca pudo controlar los insomnios y por eso decidió matar al protagonista de su historia, a aquel misterioso individuo sin tranquilidad nocturna. Aun así, ni Virgilio logró que conciliara el sueño. Y el personaje se habrá quedado insatisfecho, pero, ¿cuántos hemos sucumbido ante la escritura diáfana y veloz? ¿Cuántos hemos sido cómplices de los verbos recurrentes del  escritor, de las palabras indicadas, de los silencios necesarios? ¿Cuántos nos hemos quedado atrapados en su isla?

Share:
19 de enero de 2017

Sueños de una tarde de verano (+fotos)



sueños-de-una-tarde-de-verano-la-letra-corta
Cae la tarde, es La Habana, un día cualquiera...
Una tarde de esas, como cualquier otra, pero diferente, siempre diferente. 

Una tarde de esas en que Shakespeare hubiese compuesto la mejor de todas sus obras o quizás, embelesado entre las sombras de un día que se va, de una noche que llega a la orilla del mar, se hubiese perdido para siempre.

Es una tarde de esas, una tarde cualquiera, donde se vale soñar…

(Fotos por Jêovani Martínez Guadarrama)
Share:
18 de enero de 2017

Promesas largas y pasos cortos



Luego de miles de promesas, la tan ansiada prosperidad sigue siendo una quimera para muchos. Hablemos un poco sobre esos sueños pendientes, pospuestos, inalcanzables, pero que nos hemos ganado con tanta espera.
promesas-largas-y-pasos-cortos-la-letra-corta
Foto: Alejandro A. Madorrán Durán
Pareciera que en este país nos hemos habituado a las promesas largas y a los pasos cortos. Por allá por los sesenta había quienes cantaban sobre los grandísimos logros por llegar y en efecto muchos sueños llegaron, no pocas deudas al fin quedaron saldadas, pero otras tuvieron que ser pospuestas.

Los setenta nos hizo descubrirnos creyendo en los famosos diez millones, y a los cortes de caña fuimos a parar casi todos: los creyentes en el comunismo que se construía “a pasos agigantados” y los ateos también. Casi sin recuperarnos de los callos en las manos recibimos la noticia de que aquella locura no sería posible. Y comenzamos marcha atrás, importando manuales y exportando a los inconformes. Del llamado quinquenio gris evolucionamos a cierta apertura mental, cultural y económica…

Share:
17 de enero de 2017

Teatro Alhambra: presencia y expresión (IV y final)



El Alhambra que nos queda
teatro-alhambra-presencia-y-expresion-la-letra-corta
El Teatro Alhambra desde sus inicios tuvo el objetivo de entretener al público y desvirtuarlo de la realidad que le circundaba. La sociedad de aquellos años, dirigida a la malversación, la explotación y la miseria espiritual de España primero, y Estados Unidos después, hicieron que el arte, el teatro en este caso,  satirizara aquellos tiempos a partir de los problemas sociales y las necesidades de la población de entonces.
El negrito, la mulata y el gallego eran tres personajes clásicos que ofrecían la mirada  del pueblo. Eran personajes que recreaban necesidades y deseos de la  propia sociedad pero desde el teatro. Quizás esa visión a través del arte ofendía menos, hacía reír más y demostraba que todo cambia, que desde la escena también se ofrecen conceptos, políticas, ideologías, identidad, pues en definitivas,  si el espectador los asume y reacciona es porque entiende.
Share:
16 de enero de 2017

Manual del nuevo conquistador



¿Con qué planes novedosos se nos presentan los nuevos descubridores y conquistadores? ¿Bajo qué mandato real procuran asegurarnos el tan anhelado progreso?
manual-del-nuevo-conquistador-la-letra-corta
Foto: Alejandro A. Madorrán Durán
Hace 500 años llegaron a estas tierras los primeros hombres que, provenientes del viejo mundo, de la medieval Europa, traían su cultura de avanzada y sus más modernas armas. 

Llegaron a Dios rogando y con el mazo dando, siempre lo segundo más fuerte que lo primero. La espada y la cruz se encargarían de imponer todo lo que fuera necesario, cada uno a su modo.

Cuando la fuerza no fue suficiente, la estrategia del convencimiento y la persuasión tuvieron que ser empleados. Eran entonces las formas más avanzadas de lograr la hegemonía, tan necesaria en cualquier época.

A golpe de espada y de cruz pareciera que han arribado los nuevos descubridores de esta Isla, tan lejana hace unos años y tan cercana de repente, en el centro de todo y de todos. 

Share:
14 de enero de 2017

Lectura de la semana: El rol geopolítico de Cuba en el escenario post-Obama (+pdf)



el-rol-geopolitico-en-la-cuba-post-obama-la-letra-corta
Las medidas cosméticas tomadas por la Administración Obama en su Primer Mandato Presidencial siguiendo la estela de la Administración Clinton (relajación de las comunicaciones y el aumento del envío de remesas a la isla así como el inicio de una ronda de conversaciones sobre temas de inmigración), dejaban intacto al bloqueo y no cambian sustancialmente la política de Washington, aunque reflejaban el consenso de amplios sectores del pueblo norteamericano a favor de un cambio de política hacia la Isla auspiciado por la decisión del régimen cubano de terminar con el paternalismo estatal y permitir la libre iniciativa y el trabajo por cuenta propia”.
Así inicia este artículo del investigador cubano Germán Gorráiz López, publicado en el sitio digital www.katehon.com, donde analiza entre otros elementos, el rol geopolítico en la Cuba post-Obama.
Katehon es un think tank ruso, que se considera a sí misma como una organización independiente que reúne investigadores de varios países para el desarrollo de estudios geopolíticos y geoestratégicos.
La letra corta les invita a dejar su comentario como punto de partida para el debate.
LEER o DESCARGAR el texto a continuación:

Share:

¿Cree usted que luego de las Elecciones Generales de 2018 en Cuba, se den cambios sustanciales?

Columnas

Síguenos en Facebook

Recibir publicaciones en mi correo

Seguidores de este blog