Directorio de blogs

Más de 120 blogs cubanos están incluidos en el directorio: una mirada a la diversidad de criterios desde la blogosfera cubana

Especial: ¿Qué prensa, qué país?

¿Es necesaria una ley que regule el entorno comunicativo cubano? ¿Cómo construir un modelo de prensa más eficiente y que satisfaga las demandas de los diferentes públicos?

Especial: La familia cubana del siglo XXI

Nos embarcamos en el difícil reto de juntar criterios, visiones, opiniones compartidas o no, sobre los modos en que se estructuran, viven y conviven las familias cubanas en el siglo XXI

Biblioteca digital: letras para pensar

La letra corta pone a su disposición una amplia biblioteca digital con relevantes textos que contribuyen al análisis y al debate crítico

Che: eterno hereje

La letra corta rinde homenaje a un hombre imprescindible en la historia nuestroamericana, a un eterno hereje, en el 50 aniversario de su asesinato

4 de diciembre de 2014

Ser o parecer, he ahí la cuestión




ser-o-parecer-ahi-cuestion-la-letra-corta
Las esencias disfrazadas por la cotidianidad, o mejor, por las demandas de una cotidianidad demasiado mediada por las individualidades y sus grandes aspiraciones, presentan a este siglo un renovado dilema shakesperiano: ser o parecer, he ahí la cuestión.

El día a día del nuevo milenio ya en su segunda década pareciera exigir de la apariencia mucho más de lo que las propias esencias pueden soportar, porque no cabe dudas que aunque el diablo se vista a la moda el azufre seguirá haciendo de la suyas, o para mejor comprensión: la mona aunque se vista de seda… ya lo adivina usted.

Poco pareciera ser lo que realmente es. Pocos pueden ser lo que realmente quisieran ser.

Ni Nietzsche y sus afirmaciones y confirmaciones del ser y del yo, ni la filosofía con toda su experiencia milenaria, llegan aun a...
Share:

La era de las conveniencias



la-era-de-las-conveniencias-la-letra-corta
La era de las conveniencias parece llegar a su apogeo. El yo de Nietzche hace su entrada triunfal en la nueva época, un YO en primerísima persona, en eterna rivalidad consigo mismo, su único enemigo, su propia imagen y semejanza. El YO de la nueva era no reconoce más persona ni más existencia que la propia, rechaza toda alusión a posibles otros: nadie le sigue ni le antecede, con nadie comparte espacio ni oportunidades, está solo, solo consigo mismo. La era de las conveniencias, del YO constante e irreverente, está en su punto, y tú eres la confirmación. (Por Eduardo Pérez Otaño)
Share:

La Cuestión




Llegó entre los últimos y tomó asiento, como es lógico, en la tribuna. Arrastró su silla con todo el buen arte que se puede aplicar al monótono acto de arrastrar una silla y se sentó. Cubrió la mesa -hasta entonces vacía- de todo, de notas, planillas, cuartillas llenas de asociaciones infinitas de veintiséis letras.

Asumió su postura oficial, la de siempre, la esperada por el auditorio. Acomodó el micrófono, lo volvió a desacomodar: acto repetido doce veces, esto con toda seguridad y elegancia, con maestría absoluta.

Garraspó, tosió, tomó agua. Colocó el vaso a veinticinco centímetros de la esquina de la mesa antes vacía, ahora apenas con espacio exacto para el vaso ya mencionado. Un poco a la derecha, unos centímetros a la izquierda: precisión milimétrica. De ser comprobado se llegaría a la conclusión de que...
Share:
1 de diciembre de 2014

Promesas



Toca mi mano, siente sobre mi mano lo que con palabras no puedo decirte ahora. ¿Qué sientes? No es una mano cualquiera, es la mía. Déjame sentirte, déjame tocarte con estas manos que un día habrán de conocerte si el tiempo y tú se lo permiten. Cuánto dieran estas manos por buscar ahora el significado de su existencia en cada parte de ti, en cada uno de tus cabellos, en tu cara, en tu pecho, entre tus piernas. Deja hacer a estas manos, deja que busquen sentido a su existencia y a mis deseos. Deja que mis manos te digan todo lo que soy incapaz de articular en palabras, deja que te toquen una vez más, solo una vez y sabrás cuánto oculto. Permítele a mis manos ser y déjalas libres. No, no las pares, no las limites, déjalas libres y no te arrepentirás, te lo prometo. (Por Eduardo Pérez Otaño)
Share:

Ni fresa ni chocolate




ni-fresa-ni-chocolate
Fresa y Chocolate, de Juan Carlos Tabío y Gutiérrez Alea
Como muchas otras cosas en la vida, el cine, o mejor, determinadas películas, necesitan su momento, su tiempo, su instante. Forzar las pautas de lo que por naturaleza ha de llegar no es más que violar, con la mayor alevosía, el lento avanzar del crecimiento espiritual en todos los órdenes, porque hablamos de esos filmes que marcan y trascienden, que no quedan en su época, que calan hondo.

Debo confesarlo: con veintidós años aún no había visto Fresa y Chocolate, la decana de la filmografía cubana y no me arrepiento de que haya sido así. De hecho, las pequeñas casualidades que me hicieran postergar por más de dos décadas el acercamiento a esta genial obra, han conspirado para...
Share:

La nueva lucha



La nueva lucha
Así como cada siglo tiene su generación, cada generación tiene su cometido. Quizás para esta centuria sea nuestra pléyade de jóvenes nacidos a finales del pasado milenio la única alternativa posible.

La lucha toma muchas formas en correspondencia con los tiempos que corren. Para el panadero su supervivencia está en la harina que amasa día a día y en el horno que le permite dar el acabado a su gran obra. Para nosotros la existencia dependerá de cuán decididos estemos a hacernos cargo del porvenir, mas nuestros hornos serán las ideas.

¡Jóvenes de la generación: de nuevo el deber toca a la puerta! La lucha es otra, diferente. No temáis a los que...
Share:
28 de noviembre de 2014

Atrapar lo insoslayable



 Hay decisiones que tomar,
hay problemas que afrontar,
hay asuntos que merecen atención.”
Una canción en la voz de Elena Burke


Atrapar lo insoslayabale, por Reynaldo TejadillaUn año de encierro. No, un año de retiro. No, mejor un año sabático… Definitivamente sin definir.

Tiempo donde estar lejos de la casa familiar te hace quererla como un himno. Tiempo en que los que parecían amigos se esfumaron, tiempo donde hacerlos nuevos fue en la praxis vivir de apariencias. Tiempo de ver partir… a distancia.

Mi tío mayor se fue de Cuba, mis compañeros de cuarto, mis amantes de turno, el nuevo amor.

¿Cómo se define el dolor?: desgarramiento, grito mudo, expresión singular de la existencia: el dolor es un botella de cerveza que se bebe un sábado por la noche, lejos del jolgorio colectivo y se llora hasta el ahogo en la añoranza. Cursi, melodramático; pero duele. Mucho.

Share:
26 de octubre de 2014

La tortura, ¿de Pedro?


La tortura de Pedro?
Son las seis de la mañana. Pedro se levanta de la cama con pereza y asustado por lo que pueda encontrarse en un día de trabajo como otro cualquiera. Para comenzar no tiene corriente eléctrica; los trabajadores de la empresa llevan poco más de una semana arreglando unos tendidos y los apagones se han prolongado. Pedro recuerda el Período Especial. Se cuestiona si esos años amargos ya pasaron o todavía viven. De todas formas Pedro lucha contra todas las mareas.

Segura estoy que alguna vez le ha tocado ser este personaje. La ineficiencia de unos pocos ha dejado sin luz su hogar y aún así tiene que ocultar sus insatisfacciones porque tiene una familia que mantener. Pedro sabe que el trabajo lo espera, aunque luego reciba un salario que no le alcanza para satisfacer sus necesidades, las de sus dos niños y la esposa. Sale a comerse el mundo tan tristemente real. Es un sencillo mortal como todos, de los cubanos de a pie. Un trabajador honrado, un cardiólogo extraordinario que aguarda por el P-16 que lo llevará a la clínica donde lo esperan sus pacientes. ¿El desayuno? No es fatalismo de quien escribe. Realmente ocurre. A veces, mejor dicho, la mayoría de las veces, Pedro no desayuna porque el pan de la bodega está incomible.

Share:

Epitafio para una familia


Epitafio para una familiaQuizás sea este uno de los epitafios más extensos de los que se tenga memoria; pero bien merecido está, máxime cuando el pretexto es el arte, al parecer uno de los pocos con derecho a cuestionar desde todo punto de vista esta realidad nuestra que nos circunda; el mismo arte que bien construido puede convertirse en tribuna para las causas nobles y justas. Del arte cuestionador tomo la inspiración necesaria para estas letras tristes, para este epitafio.

Poco se ha escrito de cuánto el comunismo, sus concepciones básicas, fundacionales o no, y su puesta en práctica, de forma abierta o recalcitrante, ha influido sobre la familia como célula fundamental de la sociedad. No pretendemos disertar sobre el papel que en un sistema social y político cualquiera le corresponde a esta unidad; pero es indiscutible que el sostenimiento de una nación pasa por la existencia y estabilidad de la familia.

Share:

Bitácora de un incendio (Parte III y final)


Lo mejor es el fuego,
Nos conduce a lo mejor que somos:
La ceniza...”
La noche. Abilio Estévez.


Bitácora de un incendio
Estreno de Cara de Fuego
Traducción
El trabajo con los cuatro actores fue difícil, signado por su participación en otros proyectos teatrales para la misma fecha, todos jóvenes, con formaciones diferentes y aún en crecimiento individual y colectivo.

Crear un lenguaje común desde corpografías y tratamiento psicofísico extra cotidiano, en fricción con un texto eminentemente psicológico deudor de lo  mejor de la escuela alemana de desdramatización, fue el objetivo primordial.

La poesía del cuerpo en estos muchachos entrenados en la danza teatro se potenció en esta pieza; los desplazamientos, el baile, los movimientos acrobáticos, la agresividad en el cuerpo, desde el cuerpo, para el cuerpo… único y colectivo.

Share:

Sé de un hombre que sueña


Sé de un hombre que sueña
«Porque la vida es un sueño, y los sueños, sueños son» escribo estas líneas. Porque sé de un hombre que sueña sin dormir o que vive dormido para siempre soñar, un hombre que ha encontrado en el arte su razón de ser, su motivo para vivir.

Sé de un hombre que despierta cada mañana y se ríe de la vida, de las desgracias, de las desdichas. Porque este hombre ha descubierto que como el principito, lo mejor es arrancar cada mañana los pequeños baobabs antes de que crezcan y acaben con nuestro pequeño planeta, pero teniendo cuidado para no confundirlos con las rosas, porque a pesar de todo se parecen mucho.

Sé de un hombre que quiere hacer soñar desde el arte y con él, que dedica su vida a hacer teatro, a dar vida a personajes, a delirar junto a sus actores, a ver tomar vida día tras día un texto inerte.

Share:

Bitácora de un incendio (Parte II)


Lo mejor es el fuego,
Nos conduce a lo mejor que somos:
La ceniza...”
La noche. Abilio Estévez.


Bitácora de un incendio
Estreno de Cara de Fuego
Causas y azares
El proceso de montaje se colmó de soledades: cinco personas asociadas a la creación desde diferentes aristas se marcharon para no volver. Como dijo el poeta debemos a ellos la sobrevida. Emergieron de nuestra memoria colectiva esos sentimientos de ruptura, reacomodo, resiliencia tan caro al imaginario cubano.

Dos actrices que indistintamente iban a interpretar al personaje de la Madre no pudieron permanecer con nosotros. La Madre entonces terminó siendo un viejo maniquí que había en el departamento de vestuario, con la adaptación del texto entonces para cuatro actores, y no cinco como en el original. Una maldición que reelaboró la historia dotándola de significados polisémicos. Dolores de cabeza dramatúrgicos que nos adentraron en una zona de búsqueda subjetiva y por momentos a ciegas, como sesiones de psicodrama alternativo.

Share:

Mi verdadera declaración de amor


Mi verdadera declaración de amorLo he intentado todo y he llegado a la conclusión de que lo mejor es no hacer una declaración de amor. Como cada mañana usted se levanta para afrontar los bienes y males de un día que promete, pero usted sabe que ese día debe ser aún más especial de lo normal, porque es el que usted ha escogido para confesar su amor.

Luego de haber acopiado fuerzas y suficientes argumentos a favor de esta decisión, usted ha concluido que no puede esperar ni un minuto más: hoy o nunca, se dice, y así comienza la jornada, con una penita en el corazón y en el estómago, con miedo, con pequeños ataques de pánico, con sobresaltos.

Todo lo ha pensado en detalles, las palabras las ha ensayado decenas de ocasiones,  las ha reescrito, tachado, reconstruido. Ha hecho ejercicios de voz y dicción e incluso descubierto nuevos matices. Ha practicado los gestos y las posibles reacciones a las probables respuestas.

Share:

Bitácora de un incendio (Parte I)


Lo mejor es el fuego,
Nos conduce a lo mejor que somos:
La ceniza...”
La noche. Abilio Estévez.

Bitácora de un incendio
Estreno de Cara de Fuego
Génesis
Confieso que la pieza teatral que me compungía para esta etapa de mi vida era “El maleficio de la mariposa”, la primera obra de Lorca, lejana en estructura a sus creaciones posteriores pero con los mismos temas de la libertad individual, la frustración humana y la existencia.

Después de tener todas mis presunciones estéticas esclarecidas para un montaje; la realidad me obligó a abortar este derrotero, había poco tiempo para un pieza de tal magnitud en el Conjunto Artístico Comunitario Korimakao, un lugar de arte complejo y enriquecedor con una meta anual de girar por las comunidades de la Ciénaga de Zapata, para de esa manera  proponer arte joven y ponerlo a dialogar con la naturaleza del cubano de a pie, ese a quien le es difícil acercarse a la institución Arte.

Share:
23 de octubre de 2014

Es mi derecho



Por: Isely Ravelo Rojas

Ya me cansé de darle vueltas a los asuntos en mi cabeza para ponerlos en papel. Hoy quiero decir las cosas tal como las creo sin mucha “palabrería” porque, ante todo, es mi derecho.

Es mi derecho criticar mi constitución, aunque me da vergüenza. El documento que rige mi país está desactualizado. Proclamada en 1976, hoy ya la creo obsoleta, incoherente con la Cuba que tenemos hoy y todavía más, con la queremos tener. 

La educación. Un tema en el que siempre me quedan cabos sueltos.  No pago formalmente por ella, pero por “la izquierda” pagué repasos con profesores particulares de Español, Historia y Matemática porque en el aula no tenía al maestro ¿Hasta dónde es gratuita entonces? Ni hablar de la salud donde más de una vez he sobornado al médico con un “regalito” para ser atendida más rápido y mejor. Y además, ellos sin excusa se dejan sobornar porque el salario no les alcanza y la necesidad obliga, a veces, a perder hasta los valores.

Share:
16 de junio de 2014

Tres historias de esperanza


Por: Eduardo Pérez Otaño

Son estas tres historias de esperanza, no digo más, porque no hay otra forma de denominar la manera en que estos tres jóvenes han decidido perseguir un sueño hasta atraparlo, y cómo se han negado rotundamente a dejarlo ir. Los sueños son así de escurridizos, pero ellos han sabido ser más veloces.

Son estas tres historias de esperanza, de las que han de escribirse con letras mayúsculas y en dorado para que causen más impresión, de las que pueden enseñarse en las escuelas como ejemplo, de las que bien contadas o bien vividas pueden hacernos llorar.

Share:

¿Cuáles son, a su juicio, los mayores logros durante la gestión gubernamental de Raúl Castro Ruz?

Síguenos en Facebook

Recibir publicaciones en mi correo

Seguidores de este blog